Hoy, damas y caballeros, es un placer poderles presentar la última y más revolucionaria arma de todos los tiempos:

The Furious Gun

Una ray-gun muy elaborada, tanto a nivel estético como funcional, que tras trescientas horas de construcción y más de ochocientas piezas, por fin ve la luz. Aunque su punto fuerte es la oscuridad, ya que cuenta con veintitres bombillas, tres motores, hilo incandescente   e incluso un puntero láser. Todo un árbol de navidad para los sentidos.

El poder de la simetría, no tiene rival.

ARGHHHH…

Dicen que las segundas partes nunca fueron buenas, y en cierta medida, esto es real. Ya que la sorpresa y el derroche de estilo se muestra en la primera creación. No hace mucho tiempo, cuando presente al mundo este blog, una persona comento a terceros, que me había puesto el listón muy alto al inaugurar con “The Grandmaster Raygun”, y que me sería muy complicado mantener ese nivel. Sabias palabras que no cayeron en saco roto, y que me han hecho devanarme la cabeza para intentar volverles a sorprender. Espero haberlo conseguido.

Gracias por compartir estos momentos.

P.D.: Quiero aprovechar para mandar un saludo a los participantes y, en especial, a la organización de L’Extraordinaire Uchronie. Por invitarme a exponer y sobre todo por disfrutar de mis creaciones. ¡Mil gracias!

[fb_like]